fbpx

El poder de las piedras y cristales ha acompañado a la humanidad desde tiempos lejanos, son una gran herramienta para proteger tu energía, la de tu hogar e, incluso, la de situaciones conflictivas que quieras sanar y equilibrar. 

Los cristales, sobre todo los cuarzos, son unos canalizadores de energía muy efectivos. Pero, como toda herramienta energética, necesita ciertos cuidados para que funcione correctamente y te proporcione los resultados esperados.

Después de varios años trabajando con cuarzos desde que me inicié como reikista y terapeuta energética, tengo mi selección de piedras y minerales de cabecera que utilizo de forma selectiva según la meta que espero alcanzar.

Como siempre, la intención juega un papel muy importante. Los cristales, como los oráculos, velas y demás utensilios energéticos, son solo herramientas para potenciar los rituales que llevamos a cabo. No dependas de la herramienta, puede llevarte a dudar de tus capacidades si algún día no dispones de ellas.

El poder está en ti. Tú eres el canal, no tu Oráculo o tu varita de cuarzo. Tampoco esa amatista que te acompaña cada noche ni las piedras que cargas a la luz de la luna. Pero, sin duda, utilizar cristales es una buena forma de potenciar esa energía que nos rodea, así que te comparto mis favoritas para ayudarte a decidir:

Punta de Cuarzo Rosa:

SANACIÓN

La punta ideal es doble, por un lado está afilada para concentrar la energía y por el otro es redondeada para permitir un masaje.

Punta afilada: enfocar la energía de Reiki concentrándola en un punto determinado.

Punta redondeada: ejercer un masaje suave cuyos efectos aumenten al combinar la energía sanadora con el masaje.

Drusa de Amatista:

PROTECCIÓN

Conecta los cuerpos físico, mental y emocional conectándolos con el espiritual.

Cuando te sientas sobrepasada por las tensiones de la vida cotidiana, sostén una amatista en tu mano izquierda (o en la derecha si eres zurda).

Cualquier tipo de cuarzo puede servir para proteger un ambiente. Un cristal es como una pila, se carga con energía y dicha energía se descarga en el ambiente.

Angelita:

ENERGÍA ANGELICAL

Esta piedra es ideal para conectar con la energía de los reinos angelicales. Practicar Reiki utilizando una angelita te ayudará a canalizar este tipo de energía.

Puedes sostenerla en la palma de tu mano mientras meditas y llevarla contigo cuándo te vayas a enfrentar a una situación delicada.

Te aportará esa paz, tranquilidad y confianza que necesitas.

Cuarzo blanco:

LIMPIEZA Y PROTECCIÓN

Si tuviera que elegir solo un mineral imprescindible para mi trabajo energético, sería este.

El cuarzo blanco es un canalizador de energía maravilloso. No solo ayuda a limpiar y proteger personas, animales, lugares… sino que es capaz de irradiar la energía curativa que hayas depositado en él al cargarlo con Reiki.

Si solo puedes escoger una piedra para comenzar, esta es la que te recomiendo.

Y estos son mis cristales imprescindibles. Por supuesto ¡tengo muchos más! Sobre todo para las sesiones de Reiki a distancia y las que realizamos mensualmente en el Círculo Mujer en Equilibrio.

Puedes ver una selección más amplia en mi tienda SI HACES CLICK EN ESTE ENLACE.

¿Cómo cargar tus cristales de cuarzo para que sanen y actúen como protectores?

Los cristales de cuarzo son grandes protectores si se cargan con Reiki. Pero también absorben cualquier energía del ambiente.

Abre una sesión de Reiki y sujeta el cristal ahuecando ambas manos con el cristal en el hueco para cargarlo.

Para decidir el tiempo y frecuencia de carga, déjate guiar por tu intuición, lo que decidas, estará bien.

Cualquier tipo de cuarzo puede servir para proteger un ambiente. Un cristal es como una pila, se carga con energía y dicha energía se descarga en el ambiente.

Una vez que un cristal ha descargado la energía de Reiki, empieza a cargarse automáticamente con la energía que haya en el ambiente. Por lo cual, si está en un ambiente «hostil», se cargará con dicha energía, siendo muy útil como método de limpieza.

Coloca el cristal en el lugar donde quieras que suelte la energía. Ese cristal no debe ser tocado por nadie. Cárgalo como te he indicado un poco más arriba y deja que haga su trabajo. Yo suelo limpiarlos y volver a cargarlos cada 24 horas.

¿Cómo limpiar tus cristales para que las terapias energéticas y rituales funcionen correctamente?

Esta es una de las preguntas más frecuentes y puede llegar a ser un bloqueo a la hora de comenzar a trabajar con cristales. Por eso, he pensado que sería buena idea añadirlo como cierre de este artículo.

Lo primero que necesitas saber es que existen dos tipos de limpieza:

  • Limpieza Profunda:

Se suele hacer la primera vez que se compra, o periódicamente si el ambiente es hostil.

Consiste en sumergir el cristal durante 24 horas en un vaso con una solución de sal gruesa marina diluida.

A continuación, se enjuaga, se seca y está listo para ser usado.

  • Limpieza periódica:

Después de cada uso, sobre todo si se ha usado con otra persona. Las joyas también se deben limpiar de esta manera a diario si las has llevado puestas durante el día.

Consiste en poner el cristal bajo un grifo de agua templada. Mientras el agua corre sobre el cristal, visualizas una luz blanca mezclándose con el agua.

El agua que cae por abajo sale «sucia» con la energía que estas eliminando. Poco a poco, cuando ves que tanto la luz de arriba como la de abajo son del mismo color, el cristal está limpio.

Consejos finales:

  • Los cristales no tienen inteligencia y se pueden cargar con cualquier tipo de energía. Por eso es imprescindible tratarlos con respeto y practicar una adecuada higiene energética.
  • Tu cristal es personal e intransferible. No dejes que otra persona lo manipule ni lo toque. Cuando no lo estés usando, guárdalo en un paño oscuro o una bolsa de tela. De hecho, si quieres conservar su carga, guardarlo así evitará que el cristal se descargue.
  • Si un cristal se encuentra en un ambiente hostil, una vez descargada la energía de Reiki, empezará a cargarse de dicha energía dañina. Si esa es tu intención, déjalo que limpie el ambiente. Pero recuerda limpiarlo y recargarlo cada 24 horas aproximadamente. Si no, dejará de ser efectivo.

¿Qué me dices? ¿Te animas a comenzar a trabajar con la energía de los cristales para sanar y equilibrar tu vida? Recuerda que si lo deseas, podemos hacerlo juntas:

Guía Gratis: Equilibra tus Chakras

Mantenemos sus datos privados y los compartimos solo con terceros que hacen posible este servicio. Leer Política de privacidad
close

Guía Gratis: Equilibra tus Chakras

Mantenemos sus datos privados y los compartimos solo con terceros que hacen posible este servicio. Leer Política de privacidad

Pin It on Pinterest

Abrir chat
¡Hola, soñadora! ¿Hablamos?
¡Hola, soy Celia! Cuéntame ¿en qué puedo ayudarte?